[Ingresar]  [Registrarse]
Hoy recordamos a... Búsqueda de fallecidos Inhumaciones Preguntas frecuentes Sector empresario Contacto
Costumbres

¿Por qué razon las personas visitan cementerios?






  • Para recordar

  • Para dejar flores

  • Para mostrar su respeto

  • Para ver las lápidas

  • Para tener un tiempo de silencio

  • Para ver los pájaros

  • Para caminar en silencio

  • Para tomar fotos

  • Para encontrar y ver las tumbas de los famosos

  • Para hacer un picnic

  • Para improvisadamente hacer un poco de jardinería

  • Para gozar del aire puro y las decoraciones de los sepulcros

  • Para frotar lápidas

  • Para reírse de algún epitafio ocurrente

  • Para hacer investigaciones genealógicas

  • Para realizar que cuando somos polvo, los problemas de hoy se tornan diminutos

  • Para consolarse uno mismo en la presencia de los muertos

  • Para reflexionar acerca de la vida

  • Para leer el periódico

  • Para estudiar

  • Para leer un libro

  • Para disfrutar de un evento cultural

Lo valioso de un Funeral

Cuando en nuestra vida ocurren situaciones o circunstancias que nos provocan perjuicio, lo primero que deseamos hacer es dar a conocer y establecer lo significativo del evento. Esto de establecer el hecho significativo de un evento es muy común en el ser humano.
Al descubrir la necesidad de darle un alto significativo a un evento, se descubre la importancia de una ceremonia en el momento del fallecimiento de un ser querido. Es en la ceremonia y en el funeral donde se establece la importancia de la persona querida y la importancia significativa que tuvo su vida en la nuestra.
Si nosotros le damos importancia significativa al evento, el continuar con nuestras vidas será más fácil.
Dentro de nosotros mismos sabemos que es necesario tener un tiempo para realizar y lamentar la muerte ocurrida. Esto es necesario. Precisamente hacer duelo significa manifestar el sentimiento por la muerte de alguno. A esa fase le denominamos establecer lo significativo del evento.

El Funeral y su significado.

El funeral establece la significación y la importancia del mismo. El acontecimiento entero del funeral permite y ayuda a establecer significación en dos áreas:

Significación personal:
Primero debemos establecer la significación personal de la persona fallecida. Debemos descubrir la importancia que tenía esta persona en nuestras vidas. Es casi como que si tuviéramos que inventariar la pérdida para poder sufrirla. Uno no sabe lo que tiene sino hasta que lo pierde. Es por esto mismo que debemos establecer la significación de la persona en nuestras vidas, pues si no, la recuperación posterior a la pérdida es más lenta y dolorosa.

Significación social:
También debemos establecer el significado social de la persona. De eso se trata el funeral. Un funeral es la reunión de familia y amigos, con el propósito de establecer la significación de la persona y su vida. Está diseñado para decirle a la familia que esta vida importaba mucho, tanto a la familia como a los amigos.


Desde este sitio podemos hacer algo de todo esto

Conmemoración

La conmemoración es el proceso de recordar al ser querido, a través de una ceremonia formal o informal. A veces puede ser un minuto de silencio, en ocasiones especiales tales como un cumpleaños o un aniversario. Otras veces, puede incluir algunas pertenencias personales, tales como joyas, árboles, libros, colecciones, etc. Cada familia necesita determinar que podría ayudar o ser importante para recordar la persona que ha dejado un vacío.

La conmemoración significa también la personalización. Tal y, como cada uno de nosotros, somos diferentes, esas diferencias deben ser recordadas y celebradas, en el momento de la muerte. Cada familia tiene la oportunidad de crear una ceremonia que reconozca la importancia que tenía el ser querido en sus vidas y en la comunidad.

Desde este sitio podemos conmemorar a nuestros seres queridos que ya no están con nosotros.

Seleccione algun país para ver sus costumbres, si así lo decea.

Argentina 

Japon 

Mexico 

Brasil 

España

Francia

Hong Kong 

China 

Guatemala 

Egipto 

Ghana 

Madagascar 

Italia 

         

Argentina


El cementerio de La Recoleta y sus costumbres.

La formación del cementerio de la Recoleta originó un cambio profundo en las costumbres. La gran distancia desde el centro hizo imposible el traslado de los restos en la forma habitual desde la época colonial, o sea en angarillas llevadas a pulso, con acompañamiento, a pie, de la familia, amistades, cofradías y del clero, precedido por la cruz parroquial y el monaguillo que hacía sonar la campanilla para anunciar su paso.
El cementerio fuera de la ciudad impuso el uso de carruajes fúnebres, y los acompañantes, dado que el número de coches era todavía muy limitado, iban a caballo.
En un comienzo la municipalidad se encargó de retirar los cadáveres de las casas y conducirlos al cementerio, mediante una tasa, pero por las dificultades que se presentaron pasó el servicio a un concesionario.
Más tarde pasó a ser una industria libre. Su costo creció enormemente.
Por un comentario periodístico del año 1825, sabemos que el reglamento del gobierno había establecido tres clases de vehículos fúnebres, pero los empresarios no lo acataban, y así, cobraban 8 pesos por el de párvulos, en vez de dos de la tarifa oficial. El de la primera categoría lo hacían pagar 24 pesos, con protesta general.

  ARRIBA

   Japón


Funerales.

Todos los servicios fúnebres japoneses son llevados a cabo por empresas del sector privado.

Hay 4.700 funerarias, de las cuales el 70% son empresas de pequeñas dimensiones, administradas, principalmente, por familias.

En promedio, las pequeñas empresas emplean entre 2 y 4 trabajadores y celebran unos 10 mil funerales al año, por los que se obtiene una ganancia de 110 mil millones de yenes (aproximadamente, 85 millones de dólares).
Como último dato sobre las defunciones anuales, en 1997 fallecieron 900 mil personas y la proporción correspondiente fue de 7,3 por mil.


ENTORNO Y BASE DE LOS RITOS

  • Religión:

yasaka.jpg (5251 bytes)El 95% de los japoneses profesa la religión budista, mientras que el 3% son shintoístas y el 2% católicos o de otras doctrinas. Por lo tanto, casi todos los funerales se celebran sobre la base de la tradición budista.




  • Sitios de celebración de funerales:

Jardín_Japón.jpg (13909 bytes)Un 70% de los funerales se celebra en salas exclusivas pertenecientes a las empresas funerarias o a los templos. El 30% restante se lleva a cabo en los hogares, aunque actualmente esta cantidad está disminuyendo.

  • Cremaciones:

Los reglamentos de los gobiernos regionales establecen que la cremación en Japón es obligatoria, por lo cual el porcentaje de cremaciones es del 98,7% y las inhumaciones tan solo representan casi el 1,3%. Además, la proporción de embalsamamientos en Japón no llega al 1% y se considera bastante escasa la posibilidad de que en el futuro esta práctica se extienda.
En todo el territorio hay, aproximadamente, 2.100 crematorios y 10.000 torres de cremación. El 99,1% de dichos crematorios son administrados por el gobierno y solamente 19 se encuentran en manos de la iniciativa privada. En promedio, las cuotas de cremación van desde 5.000 yenes (unos 38 dólares) hasta 10.000 yenes (77 dólares) en los crematorios públicos.
A su vez, en los crematorios privados la proporción oscila entre 30.000 yenes (230 dólares) y 50.000 yenes (385 dólares).


TUMBAS Y CARROZAS FÚNEBRES.

Cementerio_Niños_Japón.gif (19178 bytes)Hasta el siglo XIX, las tumbas eran controladas por los templos o las comunidades regionales. Actualmente la administración de los cementerios depende   de los gobiernos locales y, desde 1960, han estado aumentando los cementerios privados.
Cementerio Japonés para niños.

Debido a que la práctica de la cremación se da casi en la totalidad de los casos, es insignificante la construcción de cementerios para inhumaciones. La mayor parte de las tumbas se destinan a guardar las cenizas y en cada tumba es posible acomodar varias urnas cinerarias.
Como Japón se enfrentan a una situación de escasez de cementerios, para poder comprar hoy en día una tumba en ciudades grandes como Tokio, es necesario desembolsar una cantidad promedio de 3 millones de yenes (cerca de 23.000 dólares).
En 1917, Japón comenzó a emplear las carrozas fúnebres importadas de los Estados Unidos. Más tarde, fueron modificadas con un estilo característico de Japón, hasta que en la década del ´60 se difundieron por todo el país.
Las carrozas actuales son del estilo "pagoda", con una estructura en forma de techo de santuario montada sobre un automóvil. El precio de venta de una carroza fúnebre común estilo pagoda es de 10 millones de yenes (77.000 dólares), pero algunas llegan a costar hasta 30 millones (230.000 dólares). Actualmente se importan muchas carrozas fúnebres de estilo occidental.

COSTO PROMEDIO DE UN FUNERAL

Existen tres clasificaciones para los costos necesarios para celebración de un funeral:

  1. Los costos que se pagan a la empresa funeraria, oscilan, en todo el país, entre los 800.000 y los 900.000 yenes (entre 6.200 y 7.700 dólares). Ello incluye la tarifa de uso de la capilla luctuosa, el ataúd, el altar, la cuota de la carroza fúnebre y la cuota de la cremación.
  2. Los costos que se pagan al templo varían entre 300.000 y 500.000 yenes (2.300 a 3.900 dólares).
  3. El costo de alimentos y bebidas en la recepción es similar al anterior.

El importe total por los tres servicios, entonces, se sitúa entre 1.400.000 y 2.000.000 de yenes (entre 10.800 y 15.400 dólares).
Estos funerales, por lo visto, bastante costosos, se dicen que son excesivamente caros en comparación con el promedio mundial. En especial, la carga más pesada en comparación la constituyen los costos que se pagan al templo y los gastos en alimentos y bebidas de recepción (significan un 50% del total de los gastos).
No obstante, a todo esto, en Japón funciona un sistema de ayuda mutua que no existe en otros países. Se trata de las donaciones en efectivo. Las personas que asisten al funeral regalan un promedio de 7.000 yenes (54 dólares) a la familia del difunto. Como a los funerales acuden entre 150 y 200 personas en promedio, la cantidad de obsequios en efectivo que recibe la familia del finado se ubica entre 1.000.000 y 1.400.000 yenes (de 7.700 a 10.800 dólares), aproximadamente. Por consiguiente, los deudos desembolsan en términos reales entre 30% y 40% de los gastos totales del funeral.

PROCESO DE UN FUNERAL TÍPICO

  • Transporte del Cuerpo:

Casi todos los habitantes de Japón fallecen en los hospitales. Una vez que el médico ha certificado el fallecimiento, una enfermera desinfecta el cuerpo, lo viste con ropa nueva y lo maquilla ligeramente, después de lo cual es llevado al depósito de cadáveres. La familia del fallecido llama por teléfono a la compañía funeraria para solicitar que transporten el cuerpo a la casa. La empresa funeraria acude en una carroza fúnebre tipo vagoneta hasta el domicilio indicado.

  • Velatorio:

Una vez que el cuerpo ha llegado a la casa, es depositado en una habitación donde hay colgado un pequeño altar. Al arribar el sacerdote budista, comienza la lectura de los sutras. A esta ceremonia se la llama velorio. Posteriormente, los encargados de la compañía funeraria guardan el cuerpo en un ataúd. Al velorio solo acuden los familiares y amistades especiales, quienes se sientan a la cabeza del occiso en espera de que amanezca.

  • Funeral y Servicio Luctuoso:

goldent_Japan.jpg (12916 bytes)Al llegar la mañana, los encargados de la empresa construyen el sitio donde se celebrarán el funeral y el servicio luctuoso. En caso de que el funeral se lleve a cabo en un templo o en una sala funeraria, el cuerpo es transportado desde la casa hasta estos sitios en una carroza fúnebre tipo vagoneta.
Por lo general, los funerales comienzan alrededor de las 11 de la mañana. El funeral y el servicio luctuoso se llevan a cabo durante, aproximadamente, una hora, en la que la gente se despide del difunto. Al tiempo que el monje budista reza los sutras, los asistentes a la ceremonia entregan sus regalos en efectivo en la recepción y se ordenan para quemar un poco de incienso.
Al terminar esta ceremonia, el miembro principal de la comitiva fúnebre se despide de los asistentes agradeciéndoles su presencia.
Posteriormente, el cuerpo es trasladado a bordo de la carroza fúnebre estilo pagoda rumbo al crematorio. Al mismo sólo acuden los familiares y las amistades íntimas. La cremación dura entre 40 y 50 minutos, durante los cuales se celebra una recepción informal en una sala adjunta para que la gente coma y beba.
Concluida la cremación, todos los presentes colocan las cenizas en una cineraria.
Los asistentes regresan a la casa o a la sala funeraria llevando la urna cineraria. Ahí se rezan por última vez los sutras y se celebra una cena. De este modo, concluye el funeral y el servicio luctuoso.

  • Sepelio:

Después de que ha terminado el funeral la familia del difunto viste ropa de luto. En el budismo se celebran ceremonias a los 7, 35 y 49 días del fallecimiento, para reconfortar el espíritu del muerto. Por lo general tras la ceremonia de los 49 días, las cenizas son guardadas en una tumba.

ENVEJECIMIENTO DE LA POBLACIÓN

Actualmente, Japón se enfrenta al envejecimiento de su población, un hecho sin precedentes en el mundo. Según los cálculos del gobierno japonés, en el año 2.000 la cantidad de fallecimientos sobrepasará el millón de personas y para el 2.035, se pronostica que se extenderá a casi el doble.
Pero eso no es todo; mientras, por un lado se pronostica que crecerá rápidamente el número de fallecimientos, Japón enfrenta también el problema de la disminución en la cantidad de nacimientos, con lo cual una menor cantidad de jóvenes tendrá que hacerse cargo de los funerales de las personas de edad avanzada.
Por todo ello, será vital en este futuro próximo el papel que desempeñen las compañías funerarias.

  ARRIBA

   México


Costumbres.

Día De Los Muertos en México. Tradiciones de las familias mexicanas.

Los mexicanos le encontramos chiste a todo, nada se nos escapa, ni siquiera la muerte; aunque de ella, ni nosotros mismos nos escapamos.

La celebración del Día de Muertos es una mezcla de una devoción mística donde se conjuga lo religioso y lo pagano, el miedo y la burla. A la muerte se le hacen canciones, y se la ridiculiza en caricaturas y "calaveras".
Mexico2.jpg (7602 bytes)El día de los muertos empezó como una festividad de los católicos. Es el 2 de noviembre cuando se celebra las cosas buenas del fallecido. Se cree que los muertos vuelven a sus familias para comer la comida que prepararon la noche anterior. Los espíritus comen los olores de la Mexico1.gif (21108 bytes)comida. A veces la familia hace el pan con una figura de un esqueleto dentro del pan.

Por la mañana del día de los muertos las familias de México van a los cementerios a ofrecerles respeto. En el exterior de los cementerios hay puestos donde se venden los tamales, las flores, las frutas y otras comidas. En los cementerios hay muchas flores con colores diferentes. Los cementerios mexicanos tienen las sepulturas pequeñas de lado a lado. Las familias ponen las flores en las sepulturas para los chicos o adultos muertos. Las flores amarillas son para los chicos y las blancas para los adultos. Cuando una persona ve una sepultara sin flores, ellos colocan alguna flor. Una costumbre de ese día es colocar el agua y pan en las sepulturas. En las casas pequeñas, la familia convierte una mesa en un altar y ponen la comida de tortillas, pan, y otras cosas de diario consumo. El primer día es para recordar a los niños muertos. El segundo día es para recordar a los adultos muertos.

Más datos en http://www.acabtu.com.mx/diademuertos/calaca.html

  ARRIBA

   Brasil

Sobre lutos, funerales y cementerios.

La actividad funeraria es algo milenario e impulsa al hombre a hacer un culto de sus muertos con el deseo de perpetuar su memoria.

Con la colonización, surgió Curitiba, en su fase embrionaria y escasa población. Eran muy pocos los que morían y el carácter cristiano de la población entregó a las iglesias la encomienda del alma y del cuerpo de los muertos. En el caso de que el muerto fuese un servicial (criado), esclavo o no católico, estos eran simplemente envueltos en sábanas y enterrados en sepulturas rasas en las fincas dispersas de la villa.

El entierro de la gente de dinero era acompañado por casi todos los habitantes en una procesión velada, que llevaban a los cuerpos en un desfile solemne por las calles centrales hasta la pequeña matriz, al lado de la cual el párroco se encargaba del entierro reservado a los más ricos y acomodados, que podían pagar un lugar especial en el interior del templo. Así la iglesia constituía su mayor renta.

Delante de la muerte de algún católico, la villa asumía luto cerrado. Los familiares del muerto se mantenían con las puertas y ventanas de la casa cerradas por ocho días. Los parientes más lejanos cumplían luto de tres días de clausura. La vestimenta de la familia era totalmente negra y la usaban durante un año.

Alrededor del año 1830 un fenómeno se esparció por todo el mundo, cuando un alerta de prevención sanitaria pidió que se evite la saturación orgánica en interior y en los patios de los templos por el peligro al que se exponía la salud pública. Delante de esto muchas de las grandes ciudades del mundo dejaron inmediatamente de sepultar en los templos, creando los cementerios secularizados al aire libre a ejemplo de Japón, China y otros países que tradicionalmente ya estaban practicando la inhumación a cielo abierto.

Curitiba llevó aún algunos años para inaugurar su cementerio público al aire libre y, antes de hacerlo, creó tres cementerios bastante alejados de la villa, de manera que pudiesen abrigar el número creciente de cuerpos que venían de regiones distantes.

En 1854 surgió el primer cementerio público de la villa, que es el actual Cementerio Municipal Sao Francisco de Paula. Éste paso a recibir a todos los difuntos de Curitiba, los cuales antes de ser sepultados obligatoriamente eran conducidos para la encomienda que era hecha en la iglesia del Rosario, razón por la cual era conocida como "la iglesia de los muertos".

El Cementerio Municipal Sao Francisco de Paula se destaca indiscutiblemente como un patrimonio de relevante valor histórico, étnico y cultural. La suntuosidad de las grandes capillas y mausoleos, muchos de ellos importados totalmente de fuentes europeas, se confunde con el panteón lujoso que sirve de sepultura para guardar los restos mortales de María Conceicao Bueno, el alma milagrosa de Curitiba. Este panteón, considerado el más famoso e importante túmulo de la necrópolis, ostenta la imagen de la joven en tamaño natural, a la que el pueblo le atribuye virtudes sobrenaturales rindiéndoles homenaje y creyendo en sus múltiples milagros.

El 4 de mayo de 1928, la Intendencia Municipal de Curitiba, edita la ley número 728, la cual determino que "los cementerios existentes en el municipio, quedan sujetos a las mismas leyes y reglamentos del municipio".

Curitiba cuenta hoy con un área aproximada de veinte fracciones ocupadas por sus cementerios, algunos municipales y otros particulares.

Desde el transcurso de 1974, Curitiba reconoce oficialmente el servicio de utilidad pública y ha pasado a interesarse por su desarrollo futuro; tendiendo a perfeccionarse y crecer técnica y profesionalmente, con el apoyo indiscutible de la administración municipal.

  ARRIBA

   España

Servicios funerarios.

Estructura de los servicios funerarios y compañías de seguros de entierro en España:

La característica diferenciada de España con respecto a otros países de Europa es la fuerte implantación de las compañías de seguros de entierro. Es decir, que esto equivale a que de 39 millones de habitantes, 23 millones y medio de personas poseen una póliza que cubra los gastos del entierro y en algunos casos los de cementerios, si no se opta por la cremación.

Para las funerarias tiene el inconveniente de que la familia del fallecido no tiene ningún contacto con el personal de la empresa funeraria, ya que los trámites, en el momento de la muerte, los efectúa el personal de la propia compañía (si es importante) o una gestoría administrativa (si es pequeña).

Las compañías principales del sector están haciendo esfuerzos para mejorar sus prestaciones y llegar a acuerdos con las funerarias para dar un mejor servicio a los clientes.

La mortalidad aproximada en España es de 330.000 personas por año, de estos servicios el sector municipal y mixto efectúa el 20%, o sea 66.000 servicios por año. El sector privado efectúa el 80% de los servicios: 264.000 por año.

De los aproximadamente 330.000 decesos en España, se efectúan 14.000 incineraciones, con una tasa de incremento del 10% en los últimos diez años.

El primer horno crematorio que se instalo en España, fue en Madrid en 1974 y a partir de ese año la demanda del servicio empezó a incrementarse en forma rápida y en octubre de 1994 estaban funcionando veintiún crematorios en todo el país.

La mayoría de los crematorios son pertenecientes a ayuntamientos y empresas municipales, aunque algunos de ellos pertenecen a servicios funerarios privados que han hecho un esfuerzo inversor que es preciso reconocer y agradecer.

Salas - Velatorio en España:

barcelona.jpg (8471 bytes)Los velatorios en España se producían en domicilios y hospitales, donde actuaban los servicios funerarios para efectuar el enferetramiento, la ceremonia del entierro en la iglesia y el traslado al cementerio, en el cual los servicios municipales pertenecientes al ayuntamiento llevaban a cabo la inhumación en nicho o tumba. Esto fue así hasta 1968, fecha en que la empresa municipal de Barcelona construyó el primer "funeral - home" en España, con una capacidad de diez salas velatorias con refrigeración individual en cada túmulo en que se depositaba el cadáver y con un oratorio para efectuar las ceremonias religiosas.

En la actualidad, hay aproximadamente 80 "funeral - homes" en España, que se distribuyen en proporción a su territorio; de las 80, 23 se encuentran en Cataluña, ya que tiene un porcentaje mayor por kilómetros cuadrados de extensión.

 

 

  ARRIBA

   Francia

Los franceces y los cementerios.

El recuerdo de los muertos y el respeto de la tradición: Más allá de una evolución en las actitudes con respecto a la muerte, el cementerio sigue siendo un valor fuerte en el espíritu de los franceses. Según un sondeo y unas notas en los periódicos, hasta Arco4.jpg (10323 bytes)se percibe un nuevo interés hacia las necrópolis. Los franceses tienen el sentimiento de que la tradición de ir al cementerio el día de todos los muertos ya no se respeta como antes. En 1979, un 53% de los interrogados estimaban que la tradición seguía siendo respetada contra un 45% que opinaba que estaba desapareciendo. Hoy en día estas cifras se invirtieron: 45% consideran que la tradición es respetada, el 53% piensan que tiende a desaparecer. En si los franceses siguen pensando, casi en las mismas proporciones que hace 15 años atrás (71% en 1979, 72% en 1994) en dedicar un día a los muertos todos los años, es "algo bueno". Los que más respetan la tradición son los jubilados (77%) y las mujeres (63%).

La frecuencia de las visitas al cementerio: No se limita al día de Todos los Muertos ir al cementerio ya que, en efecto, un 80% de los franceses declaran visitar el cementerio en otros momentos del año. La mayoría va más de una vez por año (58%); este resultado ha aumentado con las estadísticas de 1979 seis puntos más.

Solo un 20% declara no ir jamás a un cementerio, o sea siete puntos menos que hace 15 años.

eiffel-01.jpg (13987 bytes)Con respecto a las razones de frecuentación de los cementerios, a las personas interrogadas, la mitad justifican su visita al cementerio evocando el recuerdo de un difunto; otros van más para llevar flores y mantener las tumbas y la minoría de las personas asiste sólo para rezar. La opinión es casi unánime acerca de sus cementerios sobre dos aspectos: están bien mantenidos y bien situados.

La imagen de los cementerios se divide en dos puntos: en primer lugar son lugares apaciguadores, estéticos y agradables; pero paralelamente se considera que son lugares tristes, austeros y donde uno no tiene ganas de pasear. Es más que obvio, que estos dos puntos corresponden a diferentes perfiles. Son las personas mayores, los jubilados y los más religiosos que encuentran a los cementerios apaciguadores, estéticos y agradables. Los jóvenes y los que no profesan ninguna religión los consideran como lugares tristes, austeros y donde uno no tiene ganas de pasear.

La mayoría de las personas interrogadas prefieren los cementerios - jardín (55%) a los tradicionales (41%).

Más allá de una notable unanimidad con respecto al mantenimiento y a la situación de los cementerios franceses, aparece un desacuerdo entre los que están a favor del cementerio - jardín y los que están a favor del cementerio tradicional. Ese desacuerdo está fundado en un criterio de edad y práctica religiosa.

  ARRIBA

Hong Kong

Costumbres funerarias.

 HongKong.jpg (23777 bytes)En una ceremonia budista, chinos de Hong Kong entierran a sus difuntos en un cementerio desde donde se divisan los rascacielos de la ciudad. En el ritual se enciende un fuego que simboliza la liberación del espíritu de su envoltura corporal. Familiares y amigos del difunto se visten para la ocasión con unos tocados y capas de color blanco, el color que se usa tradicionalmente para honrar a los muertos.

Año 1998.

 

 

  ARRIBA

 china.gif (8299 bytes)   China

Servicios funerarios.


EL DESARROLLO DEL SERVICIO FUNERARIO EN CHINA: Con el advenimiento del nuevo siglo, comenzaron a emerger funerarias y cementerios, iniciándose así el nacimiento de la industria funeraria moderna en China. A partir de mediados de la década del ´70, el gobierno ha invertido gran cantidad de fondos para desarrollar esta industria y construir más de 2.300 casas funerarias, crematorios y cementerios, lo que originó que hoy estén empleados más de 30.000 trabajadores en el rubro.Desde Chinita.jpg (10222 bytes)1990, en diferentes sitios se han construido numerosas funerarias que brindan servicios de alta calidad. Estas empresas pueden proveer un servicio con la inclusión de transporte del cuerpo, embalsamamiento y cosmetología, refrigeración para el cadáver, cremación y depósito de cenizas; también ofrecen un servicio sistemático con docenas de accesorios como, por ejemplo, atuendos mortuorios, arreglos florales, coronas, urnas, etcétera.

A fin de cubrir las necesidades de la sociedad los gobernantes han colocado más de 1.000 cementerios en diversos terrenos montañosos estériles donde los costos para el cliente son asignados por el mismo gobierno. Al mismo tiempo, también en áreas rurales fueron construidas decenas de millares de salas de cremación y cementerios de uso público.

China_Paisaje.jpg (8410 bytes)Existen en China más de una veintena de fábricas de equipos funerarios, dedicadas a producir crematorios, vehículos de transporte y equipos de frío. Además, hay muchos otros miles de empresas que fabrican productos tales como féretros, urnas, coronas, atuendos mortuorios, envoltorios para restos, entre otros.

Los fabricantes de equipamientos funerarios han desarrollado y producido equipos para la cremación, con alto nivel de automaticidad y baja polución. También han sido desarrollados e implementados los software informáticos como base del gerenciamiento, lo cual produjo gran disminución en la intensidad laboral y mejoras en la eficiencia.

Administración de Negocios Funerarios en la China Moderna:

Como parte de la administración de la sociedad, la administración de negocios funerarios es responsabilidad del Ministerio de Asuntos Civiles. La ejecución de estas actividades está a cargo de organizaciones especializadas en cada provincia, ciudad o condado.

Padre_Chinita.jpg (11929 bytes)La C.F.A (China Funeral Asociation) fue creada en septiembre de 1989 con el objetivo de fortalecer la administración funeraria en el país y se ocupa de ello bajo la estructura del Ministerio de Asuntos Civiles. Las principales tareas que realiza son: la conducción de la investigación en relaciones funerarias y formulación de sugerencias al gobierno para el desarrollo de la industria funeraria en China; defensa de los derechos legales de los trabajadores del sector y de sus intereses; facilitar las comunicaciones tanto dentro del país como internacionalmente.

De las 31 provincias, regiones autónomas y municipalidades que hay actualmente, 26 poseen su asociación funeraria local. La C.F.A es ahora una gran asociación nacional, con una membresía de 87 grupos que reúnen a más de 800 personas.

Los ataudes colgantes de los Bo.

Durante el apogeo de los Bo, llegaron a ser decenas de miles los ataúdes que colgaban en los precipicios y cuevas de sus dominios. Hoy, apenas quedan unos cuantos centenares, y es casi todo lo que nos ha llegado de este pueblo milenario que desapareció de lo que hoy en día es China durante el siglo XVI.

Aunque la de los ataúdes colgantes no era una práctica exclusiva de los Bo, pues en la antigüedad fue bastante habitual, algunos incluso aseguran que la más común, en el sur y este de China, los ataúdes de los Bo sí que son de los más conocidos y numerosos. En total, se conservan unos 300, repartidos por una veintena de lugares de la actual provincia china de Sichuan. Aunque la mayoría de ellos se encuentra en los alrededores el Condado de Gongxian. Donde son las concentraciones de Matangba y Sumawan las que cuentan con un número mayor de ataúdes, un centenar.

Mas info en : Ataudes colgantes

  ARRIBA

Guatemala

Funerales urbanos actuales en Guatemala.

elsalvador.jpg (6421 bytes)En las áreas urbanas de Guatemala las prácticas y costumbres funerarias, se asemejan en su mayoría a aquellas que encontramos en los Estados Unidos. Sin embargo, se pueden observar algunos puntos de diferencia. Por un lado, el embalsamamiento es caro, más de U$S 3OO, y no es utilizado con frecuencia. Por otro lado, no se hace ningún esfuerzo, por mejorar el aspecto de los restos mediante el uso de productos cosméticos. El mayor punto de diferencia está en que, los guatemaltecos, al contrario de sus hermanos norteamericanos, utilizan la música en sus procesiones funerarias.

La elección más común es la marimba, que acompaña al cortejo, en forma similar a la utilizada por las bandas de jazz en Nueva Ordenas, logrando que el funeral se torne en un espectáculo vivaz y animado En Guatemala, todos los coches fúnebres son propiedad del Estado.

Entre los cambios que se pueden observar en Guatemala, desde los últimos cincuenta años, figura la eliminación de las carrozas fúnebres tiradas por caballos y, un paulatino reemplazo de éstas por vehículo tipo ambulancias, que poco a poco están pasando a ser propiedad de los establecimientos privados.

Funerales en la Guatemala Rural.

Muy interesante y aún más distintivas, son las prácticas funerarias encontradas en la zona rural de Guatemala. En la villa de Santiago Chimaltenango y, características de las encontradas generalmente en Guatemala, el antropólogo Charles Wagley describe las prácticas que encontró: "Cuando la muerte se aproxima, las mujeres se arrodillan junto al agonizante y comienzan a gemir tan estrepitosamente que los lamentos se escuchan a través de todo el poblado. Los hombres, por el contrario mantienen un estoico silencio. Solamente las mujeres lloran, porque Dios no gusta de demasiada tristeza; es mejor para el difunto que no estemos demasiado tristes, ya que Dios puede no aceptar su espíritu. Observando este criterio, los parientes masculinos se preparan imperturbablemente para el velatorio, que tendrá lugar durante la noche del día en que ocurrió la muerte y, para el funeral, que se llevará a cabo en la mañana siguiente. Mientras, las campanas dan distintos toques para identificar el sexo del difunto: tres toques, si se trata de un hombre, dos para una mujer. Un toque de campana, significa la muerte de un niño.

Inmediatamente después de la muerte, el cuerpo vestido con sus mejores galas, es extendido cuan largo es, sobre una manta que está cubriendo un banco. Anticipándose a su amortajamiento, una mujer puede haber elaborado un "huipil funerario" o una blusa para sí misma, que jamás ha usado durante su vida. Esta es usada solamente para su sepelio. Se encienden velas y se colocan en la cabecera y les dejan sobre el pecho pequeñas hostales de santos. En algunas zonas, el cuerpo es vestido con la ropa que llevaba en el momento de producirse la muerte.

Los parientes cercanos y los amigos atienden el velorio; la cantidad de gente que participa en él, está determinada por la importancia del difunto y por la cantidad de aguardiente que será servida. La música provee otra atracción, ya que una banda de marimba toca parte de la noche.

GUATEMala.jpg (9721 bytes)La tradición popular de Guatemala no contempla un prolongado luto y en un mes o poco más, la mayoría, está resignado a su pérdida, y regresan a sus actividades normales, diciendo por ejemplo de los niños: "Ellos están con Dios". Luego de esto, no realizan visitas durante mucho tiempo al cementerio. Las viudas, pueden, si lo desean elegir nuevos maridos.

Solamente en el Día de Todos los Santos, Noviembre 1, se traen nuevamente los muertos a la memoria. En esta ocasión, son puestos en las puertas ramilletes de claveles en donde ha ocurrido una muerte recientemente. Regresan al cementerio y depositan comida y flores para el difunto, en las tumbas de la nueva y de la vieja familia.

Mas info en : Antiguos ritos funerarios

  ARRIBA

Egipto

Ritos funerarios del Antiguo Egipto

Dentro de las costumbres funerarias del Antiguo Egipto, los antiguos egipcios seguían una elaborada serie de "rituales de enterramiento" que consideraban necesarios para asegurarse la inmortalidad tras la muerte. Estos ritos y protocolos incluían la momificación, la pronunciación de hechizos mágicos y la inclusión de objetos muy específicos en las tumbas, que se pensaba que serían necesarios en la otra vida.

Las costumbres mortuorias utilizadas por los antiguos egipcios evolucionaron a lo largo de los años, descartándose las más antiguas y adquiriendo algunas nuevas, pero la mayoría de los elementos importantes del proceso persistieron. Aunque los detalles específicos cambiaron con el tiempo, la preparación del cuerpo, los rituales mágicos empleados y los objetos depositados en las tumbas eran las partes esenciales de un funeral egipcio apropiado.

Rituales de enterramiento y literatura funeraria

Tras preparar la momia, era necesario que un sacerdote la reanimara simbólicamente. El "Ritual de la Apertura de la Boca" era dirigido por unsacerdote,quien pronunciaba un hechizo y tocaba a la momia o al sarcófago con una azuela de cobre o piedra. Esta ceremonia servía para asegurarse deque la momia pudiera hablar y respirar en la otra vida. Del mismo modo, el sacerdote podía recitar hechizos para reanimar los brazos, las piernas y otras partes del cuerpo de la momia.

Además del "Ritual de la Apertura de la Boca", a muchas momias se las enterraba junto a algún tipo de "literatura funeraria", para que la llevaran a la otravida. 

  ARRIBA

Ghana

Ataudes personalizados.

En Ghana se construyen cajas temáticas para que el sarcófago sea tal como el difunto lo hubiera deseado. En España, el diseñador Antonio Miro lanzó una colección de féretros llamada: "Toda una vida".

  ARRIBA

Madagascar

Famadihana

Famadihana es una tradición funeraria de los malgaches personas en Madagascar . Conocido como el giro de los huesos, la gente saca a luz los cuerpos de sus antepasados ​​de las criptas de la familia y los envuelve en tela fresca, luego bailan con los cadáveres alrededor de la tumba con música en vivo.

La costumbre Famadihana parece ser una costumbre de origen relativamente reciente, tal vez sólo desde el siglo XVII en su forma actual, aunque puede ser una adaptación de las costumbres funerarias premoderno del sudeste de Asia . La costumbre se basa en la creencia de que los espíritus de los muertos, finalmente unirse al mundo de los ancestros después de la completa descomposición del cuerpo y las ceremonias, que puede tomar muchos años. En Madagascar, este se convirtió en un ritual regular, generalmente una vez cada siete años, y la costumbre reúne a las familias extensas en las celebraciones de parentesco.

 

  ARRIBA

Italia

En un pueblo de Italia prohíben morir

El alcalde de Falciano del Massico, un pueblo de 4.000 habitantes en el sur de Italia, prohibió “de hecho a los ciudadanos, residentes o de paso, cruzar el límite de la vida terrena para ir al más allá”. Es decir, desde febrero se volvió ilegal morir en este poblado ubicado a unos 50 kilómetros de Nápoles, informó la prensa local el martes.

La norma, como salida de “Las intermitencias de la muerte” de José Saramago, o del film “Por amor a Rosana”, fue muy bien recibida en el pueblo, donde no existe siquiera un cementerio donde sepultar a los infractores.

El único camposanto disponible, en efecto, es propiedad de Carinola, un pueblo vecino, del que Falciano se separó allá por 1964. “El error fue cometido -explicó el alcalde Giulio Cesare Fava al diario La Stampa - cuando quien realizó la división del territorio no se dio cuenta de que debía incluir también una parte del cementerio”.

Es así que ahora los muertos de Falciano van a parar a los cementerios aledaños, a pesar de varios intentos infructuosos de remediar la situación. Es que intentar solucionar el problema no resultó fácil : pasaron los años y los proyectos, y Falciano sigue sin cementerio. Una suerte de laberinto del que ahora el jefe comunal, cardiólogo de profesión, está decidido a salir aunque sea mediante una provocación, porque “la situación ya está colapsada”.

¿Qué dice la gente? El alcalde mencionó que los habitantes están satisfechos: “La orden ha traído felicidad”. “Hubo un verdadero levantamiento popular. Los ciudadanos ya reunieron un millar de firmas e incluso algunos terratenientes me ofrecieron sus suelos”, agregó Fava. Eso sí: mientras se avanza en la construcción, a los habitantes les está prohibido morir, al menos “en la medida de las posibilidades de cada uno” , ya que el propio alcalde admite que existen “objeciones de conciencia”. De hecho, dos ancianos residentes desobedecieron la orden desde su entrada en vigencia, el pasado 5 de marzo.

Así Falciano y su alcalde siguen el ejemplo de Biritiba-Mirim, una ciudad de 28.000 habitantes cercana a San Pablo, en Brasil, que hace unos años también lanzó un proyecto de ley para prohibir la muerte de sus habitantes. “Los ciudadanos deberán cuidar de la salud para no fallecer”, preveía la ordenanza brasileña, que llegaba a establecer sanciones para los infractores. Todo por el mismo problema: la falta de un cementerio, en este caso por la falta de terrenos habilitados en una zona de protección ambiental

  ARRIBA
 
© El Adiós - Cementerio Virtual / 2011
 
  Inicio
Primera vez
Historia
Costumbres
Anécdotas
Memorables
Ideas
Administración
  Hoy recordamos a...

Búsqueda de fallecidos
  Inhumaciones

Preguntas frecuentes


Efemérides de hoy
  Sector empresario

Contacto